Buenos días a todos ;) Espero que hayáis empezado bien la semanita, con energía y nuevos retos por conseguir. Hoy os traigo una serie resumen de los puntos básicos que todo amante de perros debe seguir a la hora de alimentar a nuestros mejores amigos. Como todos sabemos, la alimentación es uno de los pilares básicos de la salud, si la alimentación no es buena o si carece de los nutrientes esenciales, es posible que la salud se deteriore tarde o temprano, por lo que vamos a daros algunos consejos que debéis seguir a la hora de alimentar a vuestros perros:

1 | ¿SECA O HÚMEDA?

Es importante tener en cuenta que la alimentación húmeda está muy rica, sin embargo los piensos secos son buenos para la salud bucal de nuestros perros, ya que fortalecen los dientes y las encías y retrasan la aparición de placa. Lo ideal sería utilizar piensos duros y darles la comida húmeda solo en ocasiones puntuales combinándola con la variedad seca, si no se acostumbrarán y les costará más comer el pienso. En cualquier caso, es fundamental elegir variedades de mucha calidad para asegurarnos de que contienen todos los nutrientes necesarios.

2 | COMIDA ORGÁNICA, ¿REALMENTE ES MEJOR?

Al igual que nos pasa a las personas, cada vez encontramos más tipos y marcas de comida para perros y algunas de ellas destacan por ser orgánicas ¿Y qué quiere decir esto de “orgánicas”? Esto significa que contienen más nutrientes que la comida normal y que están libres de hormonas o pesticidas. Sin embargo, su precio suele ser mayor al que encontramos en otras marcas no orgánicas. Con respecto a este tipo de alimentación es muy importante que nos informemos bien antes de decantarnos por una marca u otra. Si optamos por la alimentación orgánica, deberemos asegurarnos de que los ingredientes son realmente orgánicos y que están indicados para nuestro perro en particular, porque como sabéis, cada perro es un mundo y tiene unas necesidades específicas en cuestión de alimentación.

3 | ¿QUÉ MARCA ELIJO?

Como comentábamos antes, hay muchísimas marcas en el mercado y puede llegar a ser un poco difícil decantarse por una u otra. Lo que debemos hacer en primer lugar, es comprar un tipo de comida que se adapte al tamaño, sexo y raza de nuestro perro, esto es esencial. Después, deberemos identificar los ingredientes que tiene cada una de los opciones, para así poder valorar y elegir la que más nutrientes tenga y más saludable sea. En cualquier caso, si seguís con dudas, podéis preguntar a vuestro veterinario habitual, ya que él sabrá recomendarte el tipo de comida que más le conviene a tu perro.

4 | CÓMO SABER SI LA COMIDA LE ESTÁ SENTANDO BIEN

Si has cambiado de tipo de comida recientemente y quieres saber si le está sentando bien a tu perro, deberás fijarte en algunos aspectos básicos que te darán algunas pistas:

Atento/a a la forma de comportarse de tu perro. Los perros, como las personas, tienen algún tipo de comportamiento raro cuando no se encuentran bien del todo. Verle actuar de una manera diferente a la habitual puede ser señal de que algo no está funcionando bien.
Disminución de la energía. Si notas que tu perro tiene menos energía que antes, juega menos o no quiere salir a pasear, es posible que la nueva alimentación le esté afectando de manera negativa y/o no le aporte toda la energía y nutrientes que necesita.

• Cambios en el pelo o la piel. Cualquier cambio que notes en el pelo o en la piel de tu perro también puede ser un indicador de que su alimentación no es la adecuada. El pelo de un perro sano estará por lo general fuerte y brillante.

En cualquiera de estos casos, no dudes en preguntar a tu veterinario y pedirle consejo. Ellos son los profesionales y los que mejor sabrán guiarte a la hora de alimentar a tu perro (entre otras muchas cosas).

5 | ALIMENTACIÓN A LO LARGO DE SU VIDA

Según va pasando el tiempo y tu perro va creciendo, sus necesidades en materia de alimentación irán cambiando. Factores como su nivel de actividad física y su metabolismo serán determinantes a la hora de elegir la comida que más se adecue a sus necesidades. Deberás realizar una búsqueda y seleccionar aquellos productos que contengan mayor cantidad de antioxidantes, ya que son buenos para unas articulaciones fuertes y sanas.

Recuerda que cuando cambies de un tipo de pienso a otro, por ejemplo del pienso de cachorros al pienso de adultos, es mejor que lo hagas paulatinamente y no de repente. Lo más recomendable es ir mezclando los dos piensos al principio e ir variando la proporción poniendo cada vez más cantidad del pienso nuevo hasta solo usar este último. De esta manera, tu perro se irá acostumbrando poco a poco así como su sistema digestivo.

6 | CUÁNTA CANTIDAD

Con respecto a la cantidad, es importante tener en cuenta las indicaciones del fabricante en cuanto al tamaño, sexo y raza de tu perro para no cometer el error de alimentar a tu perro de más. Tan malo es que coma de más como de menos. También es fundamental marcar las horas de la comida, ya que generarán una rutina que tu perro agradecerá y tú también. Lo habitual es repartir la ingesta en dos tomas, una por la mañana y otra por la noche y nunca dejar el cuenco lleno para que el perro coma cuando quiera. Esto provocará que coma más de la cuenta de manera innecesaria. Además, seguir este método te ayudará a controlar cuándo realizará sus necesidades y podrás organizarte mejor a la hora de programar vuestras salidas.

7 | UN POCO DE AGUA, POR FAVOR
Asegúrate de que tu perro siempre tiene disponible agua limpia y fresca para beber cuando le apetezca.

¿SABÍAS QUE…

Los perros de raza pequeña comen, en proporción, más que los de raza grande?